La modalidad de salto de altura, conicida como High Jump en inglés es una de las competiciones más seguidas por los aficionados al atletismo. Y en Tokio 2021 es una de las citas que los que analizan pronosticos deportivos más posibilidades tiene de ofrecer buenas cuotas a favor del atleta que se lleve la medalla de oro.

De hecho, disciplinas como el salto de altura están también de moda por la mayor difusión de deportes urbanos como el parkour que reciben miles de nuevos aficionados a los saltos y que mezclan la habilidad y técnica de estos saltos propios del atletismo con la diversión de ser una actividad que se realiza al aire libre.

Analizamos qué es el salto de altura, cuáles son los récords de salto de altura, sus estrellas y sus particularidades en categoría masculina y femenina.

Salto de altura

Los saltos de altura como deporte dentro de la disciplina genérica del atletismo nacen en Alemania, donde se publica por primera vez un libro en 1973 que explica la normativa sobre esta prueba atlética. El libro, llamado "Gutsmuths, Gymnastik für die Jugend" explica los consejos que deben seguirse para conseguir un salto por encima de una cuerda y superar marcas de alrededor de 1 metro y medio.

El primer récord del que se tiene constancia lo hizo el saltador canadiense John Overland con 1,67 metros de altura en 1839; época en la que el salto no se hacía de espaldas sino de frente.

Con saltadores recientemente que han aportado grandes éxitos al atletismo español como por ejemplo Ruth Beitia, el salto de altura en nuestro país tiene amplia representación en competiciones de ámbito regional, local incluso escolar.

Pero mucho antes de Ruth Beitia Vila, el salto de altura vivió un momento histórico en los Juegos Olímpicos de Mexico 1968 cuando un atleta dio un giro de 180 grados a la forma de saltar. Hasta esa fecha, la técnica típica de salto de altura era la conicida como "straddle", en la que el saltador se avalanza de frente en la fase de salto y gira su cuerpo en el aire para superar el listón.

Pero un atleta americano, llamado Dick Fosbury decidió en su último salto en el que podía optar al oro, saltar de espaldas. Una nueva forma de salto que se debía principalmente a la embergadura del atleta que con 193 centímetros tenía problemas en la fase de vuelo de frente. Conocida como la técnica de salto 'Fosbury Flop', el éxito de formar una curva al afrontar el salto de espalda con el brazo más próximo al listón totalmente estirado, hizo que a nivel biomecánico los expertos confirmaran que ésta era la forma óptima de afrontar esta prueba.

Desde ese momento, el salto de altura y el atletismo cambiaron drásticamente...

 

Salto de altura reglamento

El salto de altura, como todos los deportes olímpicos, cuenta con una enorme tradición en el mundo del atletismo. Icónicos atletas como el cubano Javier Sotomayor o la búlgara Stefka Kostadinova mantienen los récords del mundo desde hace años y docenas de saltadores en los últimos años intentan sacar partido de las mejoras tecnológicas en la preparación para batir estas marcas.

Sin embargo, las reglas y normativa sobre la validez de los saltos y la forma de realizar los intentos y valorarlos apenas ha variado en las últimas décadas.

El salto de altura es una prueba atlética que consiste en saltar sobre una barra horizontal que se llama "listón" y que se coloca a una altura determinada entre dos plataformas verticales que la sostienen. Estas plataformas están separadas por 4 metros de distancia que es la distancia aproximada que mide el listón.

El salto de altura moderno se realiza de espaldas y consta de cuatro fases:

  • Aproximación: fase de carrera donde el saltador se aproxima al la zona del listón. Se necesita una buena velocidad pero también poder controlar la situación en todo momento para asegurar el despegue.
  • Despegue: momento en el que se gira el cuerpo y se impulsa mediante salto desde un único pié.
  • Vuelo: fase en el que el saltador está elevado de espaldas para superar el listón.
  • Caída: una vez llegado a la altura del listón, la fase en la que se cae a la colchoneta.

A nivel de reglas, la barra se eleva a una altura superior tras superar la anterior altura. Para competir en una prueba atlética de salto se necesita una superficie de unos 18 metros en los que los atletas deben realizar su aproximación, siendo el área próxima al listón llamada pista de arranque y que tiene forma de semicircunferencia, ubicada frente a los dos soportes o plataformas y al listón.

En cuanto a las reglas del salto de altura, decir que las decisiones últimas dependen del juez o jueces de la competición.

Es obligado que la altura a la que se pone el listón se de a conocer a todos los participantes y el inicio del concurso empieza con una altura determinada que deberán superar los participantes, que saltarán en vueltas con tres intentos cada uno hasta que solamente quede participando un único saltador que es quien ganará la prueba, pudiendo también darse un empate para el primer clasificado.

A nivel de reglas de salto, la fase del vuelo tiene la única condición que es requerida y es que los saltadores tienen que despegar con un único pie.

En salto de altura, un salto se considera nulo en dos únicas circunstancias:

a) Si tras el salto, el listón se cae por haber sido tocado por el atleta.

b) Si el competidor toca el suelo con cualquier parte de su cuerpo más lejos del plano vertical de la zona de salto, sin superar primero el listón.

 

Saltos en atletismo

El salto de altura es una de las 4 disciplinas que tiene el atletismo que se denominan de saltos. Con ocasión de las Olimpiadas de Tokio, hemos tratado ya del triple salto con Yulimar Rojas o Ana Peleteiro como medallas de oro y bronce, o del salto de pértiga con Armand Duplantis como gran icono de esta disciplina. Pero además de triple salto y pértiga, encontramos los dos saltos tradicionales que más años tienen en los Juegos Olímpicos: el salto de longitud y el salto de altura que es sobre lo que versa este artículo.

Salto de altura y salto de longitud son quizás los dos tipos de saltos más practicados y los que cuentan con un prestigio mayor en el mundo del deporte ya que tanto la forma de entrenar como el reglamento son los que han fundamentado los otros dos tipos de salto (pértiga o garrocha y el triple salto).

 

Salto de altura femenino

En cuanto al salto de altura femenino, se trata de una modalidad que se estrenó en unos JJOO en Ámsterdam 1928 por lo que nos acercamos al siglo de experiencia estando dentro de un programa olímpco. Lógicamente los récords mundiales se mantienen muy por debajo de los récords masculinos, sin embargo la evolución del récord mundial femenino sigue una pauta muy similar que el masculino como veremos más adelante.

No hay diferencias en cuanto a reglamento ni en forma de saltar.

En cuanto al récord mundial femenino, el salto más alto jamás realizado es el de la búlgara Stefka Kostadinova con 2.09 metros. Un salto conseguido en Roma en 1987. Esa marca la convirtió también en plusmarquista europea.

El récord olímpico está en posesión de la rusa Yelena Slesarenko con 2,06 metros en una marca obtenida en 2004.

 

Salto de altura masculino

El salto de altura lleva siendo disciplina olímpica desde la primera edición de los JJOO modernos en Atenas 1986. Los saltadores de altura masculinos son hombres que suelen medir unos 185 centímetros y pesar alrededor de 75 kilogramos. Además de una musculatura en las piernas considerable para dotar su salto de fuerza, deben tener una contrastada agilidad y coordinación en todo el cuerpo para superar el listón como ocurre en el salto de pértiga.

Javier Sotomayor es quizás el saltador más conocido y al vivir actualmente en España, es uno de los deportistas famosos con record del mundo en vigor que más popular es para la afición al deporte en nuestro país a pesar de ser un atleta de Cuba.

El récord mundial de Javier Sotoayor es de 2,45 metros. Lo logró en Salamanca en 1993.

En unos Juegos Olímpicos, el récord lo tiene el norteamericano Charles Austin. Fue en Atlanta 1996 cuando superó los 2,39 metros y estableció la mejor marca en unas Olimpiadas.

El récord europeo lo tiene el sueco Patrik Sjöberg con 2,42 metros obtenido en 1987.

 

Record salto de altura

La progresion de records atleticos es lo que nos ayuda a comprender lo cerca o lejos que estamos de ver una plusmarca mundial superada en cualquier criterium o prueba oficial, tanto en pista cubierta como al aire libre. En el caso del salto de altura, las condiciones climatológicas afectan sobremanera y es por ello se mantienen dos categorías de récord: las obtenidas en pruebas al aire libre y las conseguidas en indoor.

En categoría masculina, desde el año 1912 hasta 1956 cuenta con recórdmans únicamente norteamericanos. Con marcas que van desde los 2,00 metros de George Horine en 1912 hasta los 2,15 metros de Walt Davis en 1953.

En 1961 aparece Valeru Brúmel de la URSS dominando por una década la disciplina y llegando a los 2,26 metros.

Ya en los años 80 aparecen atletas chinos y de la Alemania Oriental, compitiendo de tú a tú con las dos grandes potencias (USA y URSS) a las que se suma el sueco Sjöberg (2.42). Finalmente desde su aparición en 1988 es el cubano Sotomayor quien consigue superar los 2,43 metros hasta batir por 2 veces más la plusmarca mundial dejándola en 2,45 metros.

En categoría femenina la evolución es similar con un dominio absoluto de saltadoras americanas y británicas desde 1922 hasta 1940 con récords que pasan del 1,46 metros hasta los 1,66. Pero es la rumana Iolanda Balas quien desde 1958 hasta 1961 bate el récord quince veces dejando el listón en 1,91 metros. Posteriormente vendrían atletas de Alemania Oriental, Italia y Unión Soviética las que superarían por primera vez la barrera de los 2 metros.

En 1986 la Búlgara Kostadinova batiría por primera vez el récord del mundo y tras hacerlo dos veces más dejaría el récord del mundo en 2,09 metros.

 

 

 

Salto de Altura en Tokio 2021

Los eventos de salto de altura masculino y femenino en los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020 se han disputado en los primeros días de agosto de 2021 en el Estadio Nacional de Japón, la sede donde se disputan íntegramente las pruebas atléticas de estos JJOO.

Con el qatarí Barshim y la ucraniana Mahuchikh como favoritos en las apuestas, el espectáculo de esta disciplina de saltos que suele tener una gran audiencia en las retransmisiones de los JJOO está garantizado ya que ninguno de los dos aparece con cuotas demasiado bajas por lo que existen otros candidatos al oro que van a poner en apuros a los que parece tienen más posibilidades de colgarse el preciado metal y proclamarse campeones de salto de altura olímpico.

Los mejores 5 saltos de altura en las Olimpiadas (Canal Youtube "Olympics" con 7.29 M suscriptores)

 

En categoría masculina, el desenlace de la competición de salto de altura masculino se ha considerado uno de los momentos más emotivos de estos JJOO de Tokio 2021. Y es que tras haber empatado en su mejor salto, los dos primeros clasificados provisionalmente decidieron no seguir poniendo el listón más alto y compartir la medalla de oro. Una decisión sin precedentes que se explica porque el italiano Gianmarco Tamberi como Mutaz Essa Barshim (Qatar) renunciaron a superar los 2,37 metros con medalla de oro y plata en juego. De hecho, ambos intentaron saltar los 2,39 metros pero sin éxito aunque esos saltos ya no iban a servir para decidir quién de los dos se quedaba con el oro y quién con la plata.

En categoría femenina, la realidad parece menos amigable que la que se demostró en categoría masculina ya que se espera un duelo para la mañana del jueves 5 de Agosto de 2021 en la que sobresalga la pelea entre la actual campeona del mundo, la rusa Maria Lasitskene y la joven promesa ucraniana Yaroslava Mahuchikh, que parte como favorita para destronar a la favorita rusa. Así que un duelo entre Rusia y Ucrania, parece va a llenar de emoción y de una intensa carga de rivalidad política la final de salto de altura femenino en las olimpiadas de Tokio.

La final del salto de altura femenino se reserva para el sábado 7 de agosto a las 13:30 con un apasionante cara a cara con la triple campeona mundial rusa (medallas de oro en Pekín 2015, Londres 2017 y Doha 2019) y la joven portento ucraniana Mahuchikh.

 

* Fotografía de portada: el italiano Gianmarco Tamberi (Fotografía propiedad de Darko Vojinovic y AP Photo). Las demás fotos del artículo son también propiedad de AP Photo.

 

Sobre el Autor
Por
Iván García

Iván nuestro experto en contenido deportivo, descubre en el blog de 888 Sport los entresijos del mundo del deporte. Su formación en sociología y su experiencia por casi una década trabajando en 888 contribuyen a que nos pueda dar una visión global de los aspectos competitivos del juego y coordinar la información sobre actualidad, estadística y Juego Responsable.