"Sunderland 'Til I Die", que traducido al español sería algo así como "Del Sunderland hasta la muerte" muestra en un estilo propio y formato de documental la historia del equipo inglés durante dos temporadas, la 2017-2018 y la 2018-2019; períodos muy complicados para el club tras descender de la Premier League a la segunda división (Championship) y acto seguido a la tercera categoría del fútbol inglés, la League One.

En todo caso, en los 14 episodios de los que se componen las dos temporadas de esta serie, si algo se transmite es la pasión con la que los residentes de esta ciudad viven el fútbol y especialmente su apoyo al equipo local, el Sunderland AFC.

Ya recientemente hemos incluído a "Sunderland Till I die" como uno de los cinco mejores documentales de deportes de la actualidad, por lo que nos gustaría profundizar más sobre esta producción, sobre de la que también publicaremos más contenido. Y es que como sucede también con el documental de Netflix sobre Aaron Hernandez, lo que se muestra no son historias de éxito como otras producciones que se han hecho recientemente sobre el Manchester City o sobre futbolistas como Cristiano Ronaldo o Antoine Griezmann. Tanto en el caso de la estrella de la NFL Hernandez como del Sunderland, son casos de iconos del deporte que lo tienen todo para triunfar pero las circunstancias y malas decisiones imposibilitan que se llegue a un éxito. Evidentemente las diferencias entre ambos documentales son obvias, pero en ambos casos vemos en primera persona como Netflix nos acerca lo que muchas veces se conoce como "historias de perdedores".

Documental Sunderland Till I Die


Conociendo a los "Gatos Negros"

Principalmente, el documental "Sunderland Till I Die" s irve para que el aficionado medio al deporte, al entretenimiento y a las apuestas de fútbol, conozcamos a los directivos, empleados, aficionados y jugadores del Sunderland, equipo muy popular en Reino Unido conocido como "los Black Cats" (los Gatos Negros), que representa una zona geográfica muy concreta de Inglaterra.

De hecho en el documental se pone de manifiesto que se trata de una ciudad donde predomina una clase obrera muy diferente a la que se encuentra en el sur del país, donde la religión, el apoyo al Bréxit y la rivalidad con equipos como el NewCastle, con el que se disputa el tradicional derby "Tyne–Wear", forman parte del día a día de la ciudad y es un auténtico evento a nivel de apuestas de fútbol a la Premier League.

En la primera temporada de Sunderland Till I Die se nos presenta un club con una estructura y una plantilla en proceso de adaptación a una realidad, el disputar la Championship, tras el descenso desde la Premier unos meses antes.

Los problemas derivados de esa fase de adaptación necesaria son el late motiv de los ocho episodios de una primera temporada donde podemos ver a Martin Bain como Director Ejecutivo intentando gestionar el patrimonio del club, que destaca por contar con una Ciudad Deportiva y un Estadio de primera categoría (The Academy of Light y el Stadium of Light), pero donde el principal problema es contar con una plantilla con sueldos muy elevados para ser Championship.

Especialmente en esta primera temporada, la relación entre directivos (casi en exclusiva el propio Bain) y empleados del club o aficionados pasa a un segundo plano, centrándose en cómo la ciudad ve la situación que cada vez va empeorando a nivel deportivo, con seguimientos de cerca a aficionados, socios y a periodistas que regularmente informan de la actualidad del club.

Otro tema importante es el proceso de fichajes y de cómo funciona el mercado de mercado de traspasos en el fútbol inglés, siguiendo al minuto la evolución de las últimas horas de los períodos en los que se pueden realizar fichajes (las Transfer Windows).

En cuanto a la propiedad del club, al final de la primera temportada veremos como el propietario por diez años del club, Ellis Short lo vende a un conglomerado empresarial dirigido por Donald Stewart. Pero el principal acontecimiento de los primeros ocho episodios es ver cómo el club se va hundiendo en la clasificación para acabar descendiendo a la League One.

Precisamente el inicio de la segunda y última temporada presenta la que parece ser la formula que garantizaría el regreso del Sunderland AFC a la Championship, pero las cosas se van complicando y finalmente ésto no llegaría... Incluso hoy en día, en verano de 2020 el futuro del equipo es incierto con muchas crtiticas a Stewart por un préstamo de 10 millones de libras esterlinas que quiso hacer pasar como inversión de un Grupo de empresarios dispuestos a confiar en un pronto regreso del club al menos a la Segunda División del fútbol inglés.

 

El traumático descenso de la Premier League

Los aficionados a las apuestas deportivas tendrán seguranente entre sus favoritos este documental. Y es que aunque no se habla de apuestas, el Sunderland Association Football Club es un club histórico del fútbol inglés. Por primera vez en sus 141 años de historia, la segunda temporada de la serie documental de Netflix muestra al club del noroeste de Inglaterra jugando la English Football League One, la tercera división del fútbol inglés.

Por lo que como ya hemos dicho, se trata de un documental que muestra la otra cara del fútbol, el fracaso estrepitoso de un equipo que tiene una de las mejores aficiones del país. Todo ello en una ciudad trabajadora en la que el club es parte de su identidad. La segunda temporada, con el equipo ya participando en la League One parecía estar destinado a dar la vuelta a la tortilla y mostrar la cara positiva.

Con nuevo dueño, entrenador y un dierctor general nuevos, recibiendo el apoyo de la aficion, que los ven como salvadores y para olvidarse de los anteriores gestores del club, mientras que los propios empleados (cocineros, fisioterapeutas, masajistas, administrativos y responables de marketing...) luchan por adapatrse a la nueva forma de trabajar de Charlie Methven, el Director Ejecutivo que busca que el club cambie y se modernice, aunque no siempre con éxito.

Gary Coleman entrenador del Sunderland

Chris Coleman, seleccionador de Gales en la Euro 2016. (AP Photo/Andrew Medichini)

 

Asi que aunque veremos resumidos más de medio centenar de partidos, el papel de los futbolistas no es el principal de la serie, aunque nombres como el canterano que crece hasta convertirse en la estrella del equipo -Josh Maja- jugadores o el de su sustituto Will Grigg, o algunos que protagonizan interesantes tramas argumentales relacionadas con su adiós del club (Lewis Grabban), sus lesiones (Jonny Williams) o la realidad de un extranjero para adaptarse a la vida en Sunderland (la del portero holandés Robbin Ruiter o la del lateral Bryan Oviedo).

Incluso la realidad que permite el sistema de copas y competiciones de fútbol en Inglaterra, permitió que la serie se hiciera eco de cómo el Sunderland pudo luchar por un título en Wembley (la EFL Trophy) contra el Portsmouth.

El boom económico del fútbol inglés

Un tema secundario pero que aparece constantemente en el documental es el relacionado con las finanzas y el fútbol. Los últimos años de la Premier League son aquellos en los que esta competición ha superado en prestigio e ingresos a la Liga Santander y a la Serie A italiana, básicamente por el interés despertado a nivel mediático en China y al impacto de la llegada de grandes inversores de países de Oriente Medio, Asia o Rusia, atraidos por la gran repercusion de la competicion y la posibilidad de gestionar enormes presupustos que llegan gracias a derechos televisivos que alcanzan cifras hasta ahora únicamente imaginables en las grandes ligas de Estados Unidos como la NBA, NFL o MLB.

Es evidente que el fútbol inglés ha experimentado en la última década una edad de oro y a pesar de no contar con Messi ni Cristiano Ronaldo ni contar con un clásico tan relevante como el Barcelona vs Madrid de la Liga Santander, eso ha profesionalizado mucho los clubes, convirtiendolos -como en el caso del Sunderland- en una institucion que neceariamente debe ajustar sus gastos a los ingresos y donde los descensos son cada vez más ruinosos como vemos en la serie; especialmente cuando hablamos de un doble descenso de Premier Laague a Championship y a League One, tras una pésima temporada 2016-2017 en Premier con David Moyes.

Con solo 7 victorias en la Championship y un año sin triunfos en como local, la caída a la Tercera División inglesa se entiende como la consecuenciua de un cúmullo de fallos y la nula planificacion por lo que la "clase trabajadora" de la ciudad ha sido la que más ha sufrido este descalabro histórico.

Para descubrir qué ha pasado con el Sunderland en la temporada que sigue a la última de las dos que se reflejan en la serie de Netflix, os recomendamos leer el artículo sobre dónde están ahora los protagonistas de Sunderland Till I Die... aunque ya os podemos adelantar que con la mala suerte que hace gala este club y que se muestra en todos los episodios de la exitosa serie de Netflix, el Sunderland AFC jugará de nuevo la temporada 2020-2021 por tercera vez en sus 141 años de historia en la League One. Y es que tras la decisión de suspender la temporada tras 37 jornadas en el pasado mes de marzo, y estar a 1 punto de los puestos de playoff lo condenaba a no haber disputado las eliminatorias de ascenso...

 

* Fotografía de Portada: Steven Fletcher del Sunderland AFC en Wembley (AP Photo/Scott Heppell)

 

Sobre el Autor
Por
Redacción FÚTBOL

Nuestros expertos redactores deportivos tienen la vocación de analizar los mercados de fútbol más destacados y buscan las cuotas más atractivas para los lectores de nuestro blog que se animan con las apuestas deportivas.