A primera vista el rugby y el fútbol americano son muy similares, pero son sus diferencias las que abren el debate sobre qué deporte es el mejor. Rugby vs fútbol americano... y tú ¿cuál prefieres?. A pesar de sus grandes similitudes en cuanto a historia o estilo, sus diferencias crean un gran debate acerca de qué deporte es mejor que el otro.

En todo caso éste no será un artículo sobre apuestas deportivas en sí ni tampoco un manual sobre las reglas del rugby ni del fútbol americano; sino que será una aproximación básica a ambos deportes donde además los intentaremos comparar, poniendo el acento en sus similitues. Y es que el rugby y el fútbol americano son casi primos hermanos cuando hablamos de deportes, dos juegos cuya historia comenzó prácticamente a la vez y que sus reglas contemplan grandes semejanzas, a pesar de que también tengan unas diferencias notables.

Futbol Americano: anotando un touchdown

Lynch de los Seattle Seahawks anota un touchdown (Imagen propiedad de AP Photo/Mark Humphrey)

 

Orígenes de ambos deportes

Para empezar, es importante que recalquemos que sendos deportes comenzaron su historia en el siglo XIX en Inglaterra y son producto de una de las múltiples formas de jugar al fútbol que había entonces en Reino Unido, donde se llamaría rugby. Sin embargo, lo cierto es que al fútbol americano se le empezó a conocer más a partir de que Walter Camp reescribiera sus normas en la Universidad de Yale, Estados Unidos, por lo que su creación tal y como la conocemos ahora se dio en este país.

A partir de ahí, el rugby se fue expandiendo sobre todo por las colonias inglesas en el mundo, siendo uno de los deportes más practicados por la sociedad en aquel entonces. Nueva Zelanda, Australia o Sudáfrica son algunos de los sitios más importantes en su expansión mundial, algo que no ocurrió con un fútbol americano que prácticamente se quedó reducido a su país de origen.

Por lo tanto, este marco de creación muy similar entre sendos juegos hizo que ambos compartieran muchos aspectos de sus posteriores reglas. El balón se lleva en la mano, hay que intentar transportarlo hasta superar el campo rival, la forma del mismo es prácticamente idéntica, o existe unos palos a los que lanzar para anotar. Asimismo, se permiten casi todos los contactos físicos para impedir el avance del enemigo y el campo es de tamaño parecido.

 

Varias diferencias significativas del rugby vs el fútbol americano

Para conocer diferencias evidentes entre ambas disciplinas deportivas, te recomendamos ver este vídeo donde se pone el acento en las características que no comparten rugby y football.


Las semejanzas entre el fútbol americano y el rugby (Fuente: Youtube)

 

Pero, también existen un gran número de diferencias que hacen que sean dos deportes totalmente distintos, y que de hecho tengan públicos muy diferentes a los que van dedicados sus partidos. De ahí esas discrepancias que nos permiten crear este debate de rugby vs fútbol americano.

El rugby es el deporte de caballeros por excelencia, mientras que el fútbol americano busca lo espectacular en cada una de sus acciones, superar los límites lógicos e intentar que el espectador disfrute en todo momento.

Reglamento

En las reglas es en donde encontramos mayores diferencias, aparte de en su juego. Por ejemplo, en el rugby hay 13 o 15 jugadores por equipo en el terreno de juego, mientras que en el fútbol americano son 11 los que puedan pisar el césped por franquicia. También es desigual el tiempo de cada partido, siendo de dos partes de 40 minutos el primero y de cuatro de 15 el segundo.

Además, una de las leyes estrella del rugby, que lo convierten en algo diferente y muy divertido, es el famoso pase hacia atrás del balón, pues este nunca podrá ser impulsado con las manos hacia adelante. Todo lo contrario del fútbol americano, en donde el quarterback acostumbra a superar yardas y yardas con sus lanzamientos hacia compañeros más adelantados.

Dinámica de juego

Una de sus principales diferencias la tenemos en la dinámica de juego que tiene cada uno. En el rugby el tiempo es corrido, hay pocas interrupciones arbitrales o para diseñar jugadas y no se para el partido ni para realizar cambios ni por lesión.

Por el contrario, el fútbol americano busca la rapidez en sus jugadas, todo pasa en cuestión de segundos y después de cada una de estas el tiempo para para reorganizar al equipo y volver a trazar un plan con el que anotar un touchdown.

Puntuación

Por último, encontramos en la puntuación la otra básica discrepancia entre ambos, comenzando por que en el football basta con pasar la línea donde acaba el campo rival para anotar, mientras que en el rugby el jugador en cuestión ha de apoyar el balón en el suelo para que sea válido el ensayo. Además, las puntuaciones por cada uno de los aciertos varían entre los dos.

Field Goal en el fútbol americano

Anotación de 3 puntos tras field goal en un partido de la NFL (Propiedad de la Imagen: AP Photo/Marcio Jose Sanchez)

 

A favor del rugby contra el fútbol americano

Para los más clásicos del deporte, el rugby seguramente sea su opción más válida en esta lucha rugby vs fútbol americano. En general tiene más seguidores por el mero hecho de que su audiencia es a nivel mundial, mientras que su rival tiene un marco mucho más corto hacia su país y poco más.

Uno de sus méritos es haber mantenido competiciones centenarias en pie, como ocurre en la actualidad con el Seis Naciones, con casi 140 años de vida. Este campeonato que se disputa anualmente, comenzó siendo un Cuatro Naciones en el que competían por el título las cuatro naciones británicas, Inglaterra, Gales, Irlanda y Escocia. Después se les unión Francia y por último se incluyó en este grupo selecto a Italia.

Entre estas se disputan además del trofeo de campeón, otros logros de sumo interés que suelen estar dentro de los mercados más valorados en las apuestas de rugby como el Grand Slam, la Triple Corona o la Cuchara de Madera, siendo en este último Italia la gran dominadora al haberse llevado este galardón en 10 de sus 19 participaciones.

Aunque, todo ello son selecciones europeas y por lo tanto, para ver a las de otros continentes hay que esperar a la Copa Mundial de Rugby, que se celebra cada cuatro años desde 1987.

Campeonatos de mucha historia

Como ya explicamos en el artículo sbre las diferencias entre la Rugby League y la Rugby Union, los eventos y campeonatos de rugby se dividen en dos grandes categorías y nos ofrecen grandes citas como el pasado Mundial de Rugby de 2019 en Japón.

Los momentos más destacados de la final del Mundial de Rugby de 2019 (Fuente: Youtube)

 

Precisamente es el Mundial el torneo que en la actualidad se considera más importante, pues en este se pueden ver a las mejores selecciones del mundo y no solo a algunas europeas. Es una cita en la que acuden ciertos equipos de mucho nombre como Sudáfrica, Argentina, Australia y, sobre todo, Nueva Zelanda, la gran dominadora del deporte si a su palmarés nos referimos y por lo tanto la favorita en los pronósticos, normalmente.

 

Los All Blacks

En Nueva Zelanda, el rugby es el deporte rey por excelencia y bien famosa es la jaca que realizan antes de cada encuentro, una danza maorí que amedrenta mucho a sus rivales, algo que les permite ganar un gran número de partidos y así ser siempre favoritos en las apuestas que podemos encontrarnos en 888sport cuando hay algún evento de estas características a punto de jugarse.

Jonah Lomu estrella de los All Blacks de Rugby

Jonah Lomu, estrella histórica de los All Blacks de Nueva Zelanda (Fotografía de AP Photo / Adam Butler)

 

Los conocidísimos All Blacks han endosado en los Mundiales auténticas palizas a sus rivales y eso les lleva a dominar en muchos partidos la mayoría de los mercados que hay alrededor del rugby cuando hablamos de apuestas, como que serán el equipo que más carreras hagan o el que más puntos consigan de diferencia en un partido. Especial mención se merece un Jonah Lomu que fue considerada la primera gran estrella del rugby y por él corría el dinero sin cesar apostando por unas carreras suyas que no paraban de llegar.

Además, como último motivo a favor del rugby, hay que destacar que actualmente forma parte de los Juegos Olímpicos, con la pequeña alteración de que en esta ocasión se trata de rugby 7, es decir, con siete jugadores de campo por equipo.

A favor del fútbol americano vs el rugby

Por el contrario, el fútbol americano se reduce, a nivel de seguimiento en masas, a la National Football League o NFL, una competición con grandes picos de audiencias que se disputa anualmente entre noviembre y febrero, finalizando con la famosísima Super Bowl, uno de los eventos donde más apuestas deportivas se recogen cada año.

Tom Brady celebrando la victoria en una Super Bowl

Tom Brady de los New England Patriots celebrando el triunfo en la Super Bowl 2019 (AP Photo/David J. Phillip)

 

Allí, las 32 franquicias se dividen en dos Conferencias y disputan una liguilla que se compone de 16 encuentros por equipo. Después, los ocho mejores pasan a jugar los playoffs jugándose las eliminatorias hasta la final, ese encuentro mítico que está catalogado como uno de los mayores espectáculos deportivos del mundo por la BBC, gracias en parte a su fantástico intermedio, que en este 2020 alcanzó la cifra de 190 millones de espectadores.

El espectáculo de la NFL y su Super Bowl

Como varias de las ligas profesionales de Estados Unidos, la NFL apuesta por un juego de espectáculo en el que ganar adeptos a base de grandes jugadas y de superar récords impresionantes. Todo ello con deportistas de aúpa, tremendos atletas que superan en muchos casos la lógica de las normas físicas que rigen el cuerpo humano, lo que les convierte en los grandes referentes del fútbol americano.
 

Lo más destacado de la Super Bowl 2020: San Francisco 49ers vs Kansas City Chiefs (Fuente: Youtube | NFL)

 

Normalmente la figura más representativa e importante de cada equipo es el quarterback, el hombre encargado de distribuir el juego ofensivo de los suyos para así tratar de completar un touchdown. Y en estos momentos, estamos en la era de Tom Brady, el mejor posiblemente de la historia en esa posición y un referente en las apuestas a la NFL, capaz de convertir a cualquier equipo prácticamente en candidato a ganar el título.

A su favor está el hecho de que los pronósticos le sitúan como el hombre que más yardas recorrerá con sus pases, un mercado que podemos encontrar en cada uno de los partidos de fútbol americano.

Y es ese espectáculo, ese circo que se monta alrededor del juego en Estados Unidos, el que atrae a tanta gente a visualizar este deporte, o más concretamente la NFL, una de las ligas deportivas con más demanda del mundo, a pesar de que su deporte prácticamente solo tenga como competición importante este campeonato.

 

Otros torneos

Cierto es que existen la Copa del Mundo de Fútbol Americano desde 1999, creándose unos pocos años después que la de rugby, pero esta no tiene un tirón ni cercano en su comparación.

Además, aunque se haya intentado en alguna ocasión, todavía no es un deporte olímpico, a pesar de que sí que tuvo una participación en Los Ángeles 1932 a modo de exhibición, un punto que pierde en esa comparación rugby vs fútbol americano claramente.

En conclusión, estos dos deportes se crearon en épocas muy próximas en, posiblemente, los mismos lugares. Ambos fueron tomando, como ocurría en la época con otras disciplinas, sus caminos y explotaron fases del juego que los diferencia ampliamente.

Mientras el rugby es un juego continuado, el fútbol americano es más de interrupciones, siendo ambos deportes donde la estrategia de cada jugada es fundamental. A partir de ahí y de los múltiples campeonatos que nos encontramos en el primero, o la espectacular liga de Estados Unidos (NFL) en el caso del segundo, hay gente que prefiere uno, y otra mucha el otro, aunque también existen los casos que acuñan por seguir a ambos y disfrutar de las heterogéneas cualidades que pueden ofrecernos estos dos auténticos espectáculos.

 

* Fotografía de Portada: Alvin Kamara de los New Orleans Saints esquiva de un salto a Jimmie Ward de los 49ers (Imagen propiedad de AP Photo/Brett Duke)

 

Sobre el Autor
Por
Iván García

Iván nos descubre en nuestro blog los entresijos del mundo del deporte.

Su formación en sociología y su experiencia por más de 9 años trabajando en 888 contribuyen a que nos pueda dar una visión global del sector deportivo y de los aspectos competitivos del juego.