Muchas veces, especialmente cuando queremos realizar apuestas de fútbol o de cualquier otro deporte donde países de Europa del Este tienen protagonismo, nos encontraremos con nombres de clubes que se repiten. Como sucede también con los nombres de equipos en España (Sporting, Real Club, Atlético, Deportivo, Fútbol Club...) o de otros países con también ciertas particularidades como es el caso de Israel (Hapoel, Bnei o Maccabi...), debemos remitirnos a la realidad política y social para conocer el por qué de esos nombres y no otros.

En el caso de los equipos de países de Europa del Este este como Rusia, Ucrania, Bielorrusia o de los Balcanes (Serbia) debemos acudir a la historia del deporte en la URSS (Unión Soviética) para entender el significado de los mismos. Otra cosa será el saber por qué algunos se mantienen aún en pleno 2020...

Así pues, en este artículo encontraremos respuesta a una de las dudas más habituales entre los aficionados a las apuestas deportivas: la relacionada con el origen de los nombres de los clubes de lantigua Unión Soviética.

 

Lo dicho, la pregunta sobre el orígen de los nombres de los clubes de esta lista de arriba va a tener respuesta. ¿Por qué tantos equipos de Rusia, Ucrania, Georgia, y otros países de la ex URSS empiezan con Dinamo, Torpedo, CSKA, Spartak...? Este es el gran momento, porque no te volverás a ir a la cama sin saberlo por fin.

Dynamo

Felix Dzerzhinski en 1923, fundador de la policía secreta KGB, también creó a lo largo y ancho del territorio de la Unión Soviética, diferentes asociaciones deportivas y de entrenamiento que recibían el nombre de Dynamo, con el objetivo de mejorar el estado físico del cuerpo de policías.

¿Por qué Dynamo? Quizá se pensó en este nombre porque se pretendía que con la práctica deportiva estos hombres se convirtieran en unas verdaderas máquinas. Podemos encontrar hoy en día nombres de clubes de la talla del Dinamo de Kiev, Dinamo de Moscú, Dinamo de Minsk, Dinamo de Tbilisi, entre otros.

Dinamo de Kiev nombre de clubes de la epoca de la URSS

Fotografía de las gradas del estadio del Dynamo de Kiev (Fotografía AP Photo/Efrem Lukatsky)

 

CSKA

Otro de los nombres más importantes en el mundo del deporte es el de CSKA, que se corresponde con las siglas en ruso de Club Deportivo Central del Ejército.

Así pues, el CSKA era el equipo del ejército rojo de la capital, Moscú. En otras ciudades podemos encontrar otros equipos del ejército como el SKA de San Petersburgo, o el SKA de Lviv.

CSKA Baloncesto Ganador Euroliga

CSKA Moscú: ganador de la Euroliga 2019 en Vitoria, casa del Baskonia (Fotografía AP Photo / Álvaro Barrientos)

 

Lokomotiv

Tras Dynamo y CSKA, nombres relacionados con dos instituciones que mezclan la política con el propio sistema de gobierno de la época de la URSS, poco a poco se fueron creando diferentes clubes atendiendo las diferentes profesiones importantes de la época. Los dueños de estos equipos eran básicamente organizaciones sindicales que reunían a los empleados de sectors estratégicos, permitiendo que sus afiliados y familiares pudieran disfrutar de la experiencia de practiar deporte individualmente o en equipo bajo los colores de su asociación deportiva.

En este contexto, podemos ver cómo actualmente aún existen equipos para los trabajadores del ferrocarril (Lokomotiw), como el Lokomotiw de Moscú.

 

Zenit

Otro equipo de fútbol que hoy tenemos en boca, es el Zenit de San Petersburgo. Pues bien, el Zenit era el equipo de la industria armamentística; uno de los sectores claves no solo a nivel económico sino también a nivel social ya que el ser proveedor principal de los ejércitos de tierra, mar y aire, convertía a los integrantes de estos clubes en ciertamente privilegiados a nivel social.

 

Torpedo

Volvemos a la temática militar, ya que Torpedo es el nombre habitual que se dió a los equipos creados entorno a la la marina soviética. Equipos como el Torpedo de Moscú representaban a una parte fundamental del ejército, dándole el nombre con una de las armas más características de submarinos y embarcaciones de la Marina, el torpedo).

Entre los ejemplos de equipos aún existentes en la actualidad encontramos al Torpedo de Moscú,

 

Metalist y Shakhtar

El Shakhtar Donetsk es un equipo muy famoso, compitiendo de tú a tú en las últimas décadas con el Dynamo de Kiev como mejor club deportivo de Ucrania. Es un equipo que juega habitualmente la Champions League pero seguramente pocos saben que su nombre procede de la actividad a la que representaban, y que era la de los mineros.

Muy parecido es el caso de otros clubes de Rusia y Ucrania, concretamente de las regiones mineras de los Urales y del Don. Y es que los fabricantes de metales bautizaron como Metalist a sus clubes... como el caso del Metalist de Kharkiv. De hecho, la ciudad industrial de Kharkiv es conocida por la fabricación de tanques y camiones.

 

Spartak

Y por último no nos podemos olvidar del Spartak. El equipo que representa al pueblo, y que debe su nombre al esclavo romano Espartaco. Como anécdota, decir que el presidente Brezhnev era hincha del Spartak de Moscú y después de la victoria del equipo soviético de hockey en los JJOO de 1972, se organizó un partido para conmemorar la victoria en el que el Spartak de Moscú se enfrentaría al resto del equipo nacional.

A pesar de ser muy superior el equipo nacional que contaba con muchísimos jugadores del CSKA de Moscú, se tomaron las medidas necesarias para que el Spartak ganara el partido ante la atenta mirada del presidente y el monumental enfado del entrenador y de su máxima estrella Valeri Kharlamov, el legendario nº 17 de la selección rusa y del CSKA de Moscú, hijo de una ‘niña de la guerra’, Carmen Orive, procedente del País Vasco.

 

La llegada de los oligarcas al mundo del deporte

Después de la caída de la Unión Soviética, los principales equipos de Rusia, Ucrania y demás, han pasado a ser gestionados de forma privada y han llegado a manos de los grandes magnates, principalmente de la energía y del sector bancario.

Aunque muchos conocemos el caso del presidente del Chelsea, el ruso Román Abramóvich, no hace falta viajar a la Premier League para ver casos en los que empresarios nacionales con gran repercusión tras la disolución de la URSS -coincidiendo con el proceso de privatización de los grandes monopolios estatales de herencia soviética- se han apoderado de los clubes de ciudades relevantes y los han convertido en enormes plataformas de publicidad y prestigio para sus negocios y localidades.

En Ucrania, los dos hombres de negocios más conocidos del país -Rinat Ajmétov e Igor Kolomoisky- además de gran influencia en el desarrollo del fútbol en el país fueron también protagonistas en la elección de Ucrania como sede junto a Polonia de la Euro 2012.

 


Fotografía de Portada: AP Photo/Ivan Sekretarev

 

Sobre el Autor
Por
Iván García

Iván nos descubre en nuestro blog los entresijos del mundo del deporte.

Su formación en sociología y su experiencia por más de 9 años trabajando en 888 contribuyen a que nos pueda dar una visión global del sector deportivo y de los aspectos competitivos del juego.