Ya hemos hecho una aproximación de la importancia de los sistemas de juego en las apuestas de fútbol, por lo que ahora deberíamos ir analizando uno a uno los sistemas más habituales en el fútbol moderno. Es por ello que empezamos con esta tarea hablando de los que son los dos dibujos tácticos que se consideran más utilizados en las competiciones de fútbol y por lo tanto muy válidos para nuestras apuestas de fútbol: el 4-3-3 y el 4-4-2.

El sistema de juego 4-3-3

El 4-3-3 es el sistema de juego preferido por los equipos que buscan dominar los partidos a partir de la posesión de balón. El FC Barcelona de Pep Guardiola maravilló al mundo futbolísticos con este sistema entre 2008 y 2012, logrando 14 títulos de 19 posibles en esas cuatro temporadas. Una filosofía de juego que quiere recuperar el conjunto azulgrana de la mano de Quique Setién. Si bien es cierto que el técnico cántabro no es un dogmático de un sistema de juego, sino que lo modela en base a los jugadores de la plantilla y la situación del equipo, sí ha utilizado el 4-3-3 durante su etapa en la UD Las Palmas y el Real Betis Balompié.

El sistema 4-4-3 permite a equipos como el FC Barcelona combinar un gran número de líneas de pase con una alta presión sobre el rival, ya que es capaz de concentrar entre seis y siete jugadores en una franja estrecha del terreno de juego. La clave de este sistema se encuentra en el centro del campo, compuesto por tres centrocampistas técnicos que juegan por delante de los cuatro defensas, que permite dominar la posesión de balón, especialmente ante equipos que juegan con dos centrocampistas en el medio.

Esto también permite una mayor libertad para los laterales, que tienen que sumarse al ataque para generar una mayor superioridad en la zona ofensiva. A pesar de ello, esta apuesta tan ofensiva puede generar problemas en defensa, especialmente con balones a la espalda de los defensores.

Sistema de Futbol 4-3-3

 

El sistema de juego 4-4-2

 

Diego Pablo Simeone ha reescrito la historia del Atlético de Madrid. Desde su llegada en enero de 2012, el técnico argentino ha convertido al conjunto colchonero en un equipo competitivo capaz de pelear el título liguero ante los dos gigantes del fútbol español como son el Real Madrid y el FC Barcelona. Un éxito basado en el sistema 4-4-2, uno de los sistemas más clásicos del fútbol.

Simeone sistema de juego 442

Fotografía a Diego Simeone (AP Photo/Pavel Golovkin)

 

La composición más habitual de este sistema de juego corresponde a la de un portero, cuatro defensas, cuatro centrocampistas (dos mediocentros y dos extremos) y dos delanteros.

Como hemos comentado anteriormente, el 4-4-2 es un sistema basado principalmente en estilo de juego directo o de contragolpe, ya que aumenta la eficacia del juego defensivo. Simeone ha confeccionado una de las mejores defensas del fútbol europeo. Esta es la base del 4-4-2 y, por tanto, del sistema del Cholo.

Todos los jugadores del equipo, incluidos los dos delanteros, trabajan en defensa, reduciendo al máximo los espacios en el terreno de juego, como demuestra el juego del Atlético de Madrid. Además, también es un sistema que se adapta muy bien a las distintas situaciones del rival y del partido. Sin embargo, ese rigor táctico y ese equilibro entre la fase ofensiva y defensiva provoca que las acciones de ataque, principalmente transiciones rápidas, puedan ser previsibles para el rival.

Sistemas de Juego 4-4-2

 

Sobre el Autor
Por
Redacción FÚTBOL

Nuestros expertos redactores deportivos tienen la vocación de analizar los mercados de fútbol más destacados y buscan las cuotas más atractivas para los lectores de nuestro blog que se animan con las apuestas deportivas.