¿Cómo Nadal se convirtió en el ‘Rey de la Arcilla’?

Desde 2003, el tenis ha sido testigo de una era de dominio como ninguna otra en su historia. No solo por haber en activo tres campeones de ‘Grand Slam’, sino por el hecho de contar con el tenista de la tierra batida más grande de todos los tiempos. El récord de Rafa Nadal en la arcilla desafía cualquier creencia o lógica, lo que le ha llevado a que ser apodado como ‘el Rey de la Arcilla’. Hay algunos que en el tiempo han amenazado con hacer suyo el título de ‘rey de la arcilla’ pero la historia les ha demostrado que no lo son realmente. Nadal ostenta legítimamente el trono y lo hace en gran medida debido a su récord en el Open de Francia (Roland Garros).  

Dominio en el Open de Francia

El romance de Nadal con el Open de Francia se remonta a 2005 cuando era un adolescente de pelo largo y con grandes aspiraciones de ganar al menos una vez Roland Garros. Fue solo unos días después de cumplir 19 años cuando Nadal ganó su primer Open de Francia, al vencer a Mariano Puerta por 6-7, 6-3, 6-1 y 7-2. Por extraño que parezca, Nadal no se convirtió en el ganador más joven de un grande, ya que Michael Chang obtuvo la victoria en el Open de Francia en 1989 con solo 17. 

Sin embargo, sería el comienzo de una racha increíble de títulos consecutivos para Nadal en el Open de Francia, ganando el español el torneo entre 2005-2008. Si todavía no era el ‘Rey de la Arcilla’ tras ese logro, estaba en la primera línea sucesoria al trono. Las tres finales de 2006 a 2008 hicieron que Nadal se enfrentase a su archienemigo Federer en un trío de actuaciones que le permitieron tomar ventaja sobre el campeón suizo. Muy pocos jugadores en el tenis mundial pueden presumir de semejante honor.  

Durante la final de 2008, Nadal no cedió ni un set ante Federer, lo que le convirtió en el primer hombre en hacerlo en Roland Garros desde la de 1980. Nadal humilló a Federer hasta el punto de tener que disculparse durante la ceremonia de entrega de los trofeos. No parecía que Nadal, cuando recogió el trofeo, iba a perder un partido en tierra ni siquiera ante Fededer.

Luciendo una camiseta verde sin mangas y una larga melena, Nadal era la fotografía del atleta más puro e hizo al mundo plantearse: ¿le detendrá alguien en tierra batida? La siguiente victoria de Nadal llegó en 2010, a la que siguió un triunfo sobre Federer en la final de 2011. Esto se estaba convirtiendo en un hábito para el español y su récord tras aquella final de 2011 significaba que había jugado con Federer en cinco ocasiones en el Open de Francia en toda su carrera y había ganado todos esos duelos individuales. 

No había otro igual en la tierra batida y eso llevó a Nadal a ser considerado oficialmente el ‘Rey de la Arcilla’. Vencer a Federer, considerado el mejor jugador de todos los tiempos, contribuyó esta vez de manera rotunda a que se le otorgase el título.  Más títulos de Roland Garros llegaron en 2012, 2013, 2014 y 2017, que llevaron a Nadal a alcanzar los diez en el Open de Francia. Su victoria en 2014 estableció el récord de más victorias consecutivas en el Open de Francia en la era ‘open’ después de conquistar el torneo cinco veces consecutivas. 

 

Desglosando los números de Nadal en el Open de Francia (Roland Garros)

Después de ganar el Open de Francia en 2017, Nadal elevó su récord de victorias y derrotas en este torneo a un 79-2. Sus dos únicas derrotas se produjeron en 2009 y 2015 ante Robin Soderling y Novak Djokovic, respectivamente. Es justo decir que el español se siente más cómodo en la tierra batida del Open de Francia que en su propia casa. Nadal estará listo para lograr su undécimo trofeo en 2018 y es obvio ver que el mejor jugador de esta superficie aparece como favorito a Roland Garros, con una cuota de 1.65, este año.  Cuenta con un promedio ganador del 97% en Roland Garros en toda su carrera y ha ganado este torneo siendo un adolescente, un veinteañero y un treintañero también. Si alguna vez ha habido algún argumento para considerar a Nadal un campeón eterno en las pistas de tierra, este es uno.  Dominar el Open de Francia ha sido el catalizador para que a Nadal se le conozca como el ‘Rey de la Arcilla’, pero su récord en cualquier pista de tierra es digno de resaltar. 

Este año, Rafa -ya en octavos de final- llega en plena forma y su favoritismo para el título es total, acorde a las cuotas que vemos en 888sport.es (1,30 para Nadal ganador del torneo).

Apuestas Open Francioa y Rafa Nadal

 

El reino de Nadal se extiende por toda Europa

En 2010, Nadal completó el ‘slam’ en tierra al ganar en Montecarlo, Roma, Madrid y Francia el mismo año. Es el único en haber conseguido este hito y antes del inicio del Masters de Montecarlo en 2018, Nadal había logrado 52 títulos en arcilla. Fue entre abril de 2005 y mayo de 2007 cuando Nadal obtuvo la racha ganadora más larga en esta superficie desde que la era ‘open’ comenzase en 1968. Increíblemente, Nadal ganó 81 partidos seguidos en este tiempo.  ¿Qué hace a Nadal ser tan superior en tierra? Esto no significa que Nadal no sea prolífico en pistas duras.

Sin ir más lejos en 2017 logró el Open de Estados Unidos y puede que no sea el favorito este año para obtener la gloria en el US Open como Federer (4.00), pero es uno más entre los mejores cuando toca jugar en otras pistas. La brecha entre él y el resto en las superficies de tierra es muy superior a otras. A veces, los adversarios se dedican solo a sacar porque no tienen nada más que hacer ante el mallorquín en el tapete marrón. 

 

Las claves del dominio de Nadal en tierra

Nadal se crió en Mallorca y creció rodeado de pistas de tierra batida. La arcilla roja de las Islas Baleares corre por sus venas y fue allí donde, a sus tres años, aprendió su oficio. Fue en estas superficies donde Nadal dominó el arte del tenis en tierra bajo la supervisión de su tío.

Las pistas de arcilla son más lentas que las de hierba y dan más tiempo de reacción al tenista. Nadal desarrolló la destreza necesaria en estas pistas para ser coronado de adulto como el ‘Rey de la Arcilla’. 

El ‘drive’ de Nadal ha sido su arma más letal y la que ha hecho posible obtener todo su éxito en la tierra. El español genera un ‘topspin’ que no encuentra respuesta por parte de sus oponentes. Su golpeo muerde la arcilla y obtiene el mismo resultado que Anil Kumble, jugador de cricket, en una pista seca en la India.  El aguantar el intercambio de golpes y el bote que le da a la pelota en tierra son cosas que Nadal también usa a su favor. A mayor bote, mayor dificultad para su oponente de poder devolver la pelota. No hay muchas ocasiones en que Nadal no maneja el ritmo del partido y es porque neutraliza los ataques de sus oponentes al no darles la oportunidad de sentirse cómodos ni de poder imprimir su propio estilo a la contienda. 

Las pistas de tierra batida y el arsenal de tiros de Nadal han demostrado ser la combinación perfecta desde que lograse su primera corona del Open de Francia en 2005. Puede que Nadal no acuda a los eventos de hierba, como Wimbledon, en el rol de favorito como Roger Federer (2.50), pero eso no cambia el legado que ha dejado en las pistas de arcilla.  Cuando llega la hora de jugar en tierra, no ha habido nadie a lo largo de la historia mejor que Nadal y será difícil ver a alguien aproximarse a las marcas que ha establecido. El jugador de 31 años se ha ganado a pulso ser el ‘Rey de la Arcilla’ y, en cierto modo, no parece que le haga la suficiente justicia después de todos los logros que ha obtenido en esta superficie.

Sobre el Autor
Por
888sport

The 888sport blog, based at 888 Towers in the heart of London, employs an army of betting and tipping experts for your daily punting pleasure, as well as an irreverent, and occasionally opinionated, look at the absolute madness that is the world of sport.