¿Son los deportistas naturalmente propensos a las lesiones?

Las lesiones son la pesadilla de los deportistas de todo el mundo. No hay nada más frustrante para los atletas profesionales que sufrir reveses debido a la falla de sus cuerpos.

Las dolencias pueden ser de todo tipo y múltiples formas, ya sea una ruptura devastadora de un hueso o simplemente un desgaste gradual de los músculos debido al coste de jugar sus correspondientes partidos. En todo caso, la "durabilidad" moldea las carreras deportivas y es un factor clave para explicar el éxito de algunos deportistas. De nada le hubiera servido a Messi ser tan talentoso si hubiera seguido siendo un futbolista propenso a las lesiones como le ocurría hasta los 20 años de edad...

888sport

No hay duda: algunos atletas son más fuertes que otros. Esta cualidad podría verse favorecida por la genética o simplemente por una mejor rutina de entrenamiento. La suerte también es un factor importante, ya que las lesiones pueden ocurrir en cualquier momento de la vida, incluso cuando se está lejos de la acción. Ahora repasaremos a algunos de los deportistas de alto rendimiento que se han visto más afectados por las lesiones.

 

  • Fútbol: dos casos paradigmáticos

La carrera de Jack Wilshere es el prototipo de lo que podría haber sido y no es. Este centrocampista es sin duda uno de los jugadores con más talento, de entre los que juegan en su posición, que ha surgido en Inglaterra en los últimos 20 años. Sin embargo, nunca ha logrado jugar durante periodo verdaderamente significativo en la Premier League como para alcanzar la cima de sus facultades. A la edad de 27 años, Wilshere ha hecho tan solo 243 apariciones a nivel de club, lo cual es notable, dado que comenzó su carrera hace 11 años.

No ha habido una única lesión que se considere la fuente de sus problemas. Wilshere ha sufrido pesados problemas en el tobillo que en ocasiones lo han mantenido fuera de juego durante semanas, aunque, en otros períodos, los problemas han sido más graves y han requerido de cirugía. La temporada 2010/2011 sigue siendo su año más fructífero con 49 apariciones. Sin embargo, todo le ha ido cuesta abajo a partir de ese punto, incluida la pérdida de la totalidad de la temporada 2011/2012, además de la mayor parte de la temporada 2015/2016. Esos problemas han continuado en West Ham, donde, una vez más, ha pasado más tiempo en la sala de recuperación que en el campo.

Wilshere no ha tenido mucha suerte, pero sus problemas parecen ser una cuestión genética. Su tobillo y sus piernas son incapaces de soportar la tensión de jugar al fútbol al más alto nivel. Su carrera se ha descarrilado debido a las numerosas lesiones, creando un interesante paralelismo entre él y su ex compañero de equipo en el Arsenal, Aaron Ramsey. Ramsey sufrió una horrible rotura de pierna contra el Stoke en un enfrentamiento con Ryan Shawcross justo cuando estaba adquiriendo protagonismo con los Gunners. Se temió en un momento dado que la carrera de Ramsey pudiera correr peligro, al igual que la de Abou Diaby tras la entrada de Dan Smith sobre él en 2006.


Sin embargo, Ramsey volvió a la acción 247 días después, aunque le llevó su tiempo encontrar su lugar en el campo, tras dos períodos como cedido en el campeonato. Y, aunque aun así ha perdido el tiempo durante su carrera con los Gunners, ha disfrutado de una impresionante permanencia de 10 años en el club y pasará a la Juventus al final de la temporada, recibiendo un lucrativo contrato.

 

  • Lesiones en la NFL: algo habitual

Las lesiones son muy comunes en la NFL debido a la naturaleza del juego. Uno de los jugadores más fascinantes en la historia reciente de este deporte ha sido Rob Gronkowski, tanto fuera como dentro del campo.

Gronkowksi se ha caracterizado por su fuerza dominante en el campo durante los nueve años que pasó jugando en la NFL. Los New England Patriots lo seleccionaron en la posición 42 en el sorteo del Draft de 2010, ya que a los otros 31 equipos parecía preocuparles la lesión de espalda de Gronkowski, que le había causado ciertos problemas durante el tiempo que pasó en la Universidad de Arizona.

Gronkowski causó un impacto inmediato en sus primeras dos temporadas jugando con Tom Brady, al anotar 28 touchdowns a favor de los Patriots en su camino a ganar la Super Bowl XLVI y, a menudo, era el favorito en los mercados de apuestas deportivas en vivo como el siguiente anotador. Sin embargo,

Gronkowski acabó sufriendo la primera de una serie de lesiones que afectarían a su carrera en la NFL. En el partido del AFC Championship Game que dio la victoria al New England sobre los Baltimore Ravens, Bernard Pollard realizó un placaje sobre él y aterrizó en su tobillo. Este esguince de tobillo limitó su actuación en la Super Bowl, donde los Patriots fueron derrotados por los New York Giants.

Volvió a estar de plena forma para la temporada de 2012 y estuvo jugando en la cima de su potencial durante 11 partidos antes de sufrir un bloqueo por rotura de brazo cuando realizaba un tiro para lograr un punto extra. Esta lesión lo apartó del campo durante cuatro semanas antes de agravar el problema en las eliminatorias. Las cosas empeoraron en la pretemporada debido a una infección. La lesión ha continuado, ya que Gronkowski todavía utiliza un refuerzo protector para el brazo desde este día, mientras que, en la misma temporada, se sometió a una cirugía de espalda.

Gronkowski apuestas y lesiones

 

El tight end se vio muy limitado en 2013, faltando las primeras siete semanas del período. Gronkowski jugó con gran maestría durante su tiempo en el campo antes de sufrir un desgarro de ligamento cruzado anterior contra los Cleveland Browns por un golpe de TJ Ward, que resultó devastador. La lesión fue grave aunque volvió a lucir lo mejor posible hasta mediados de la temporada de 2014.

Gronkowski resultó decisivo en la victoria de los Patriots en la Super Bowl de 2014, anotando un touchdown vital, aunque acabaron perdiendo en 2016 entre otras cosas por un problema de espalda alarmante de Gronkowski. Como si fuese de hierro, regresó en 2017 y jugó de manera sobresaliente durante la temporada y en la Super Bowl, aunque el equipo acabó perdiendo ante los Philadelphia Eagles. El periodo de 2018 puso de manifiesto el coste que la NFL ha supuesto sobre el cuerpo de Gronkowski.

Los numerosos éxitos que alcanzó este jugador se deben a su estilo de juego, superando retos y golpes. Presentó una de las peores temporadas estadísticas de su carrera en 2018, aunque hizo jugadas cruciales que llevaron a los Patriots a ganar la Super Bowl contra Los Angeles Rams.

Gronkowski ha anunciado que se retira tras los años de dolor por lesiones. No ha sido quizás el jugador más propenso a las lesiones en la liga, pero más bien ha sido víctima de su propio tamaño y fuerza, que le causaron golpes más grandes y le llevaron mucho tiempo de recuperación.
 

Sobre el Autor
Por
Iván García

Iván nos descubre en nuestro blog los entresijos del mundo del deporte.

Su formación en sociología y su experiencia por más de 9 años trabajando en 888 contribuyen a que nos pueda dar una visión global del sector deportivo y de los aspectos competitivos del juego.